Gracias por visitarnos, navegando por la web aceptas nuestra politica de cookies

  • Inicio
  • LA PREPARACIÓN MENTAL EN LOS PARTIDOS CLAVE

LA PREPARACIÓN MENTAL EN LOS PARTIDOS CLAVE


Hoy vamos a hablar de la preparación de los partidos clave, empezaremos con este vídeo de ejemplo:

El Liverpool se iba 3-0 al descanso, toda su preparación física, técnico-táctica y estratégica del partido se había venido abajo. Sin embargo, al salir del vestuario no sólo se rehízo y pudo empatar el partido en tan solo 45 minutos, sino que además acabó ganando la final en los penaltis.
¿Cómo lo consiguieron? La respuesta únicamente la conocen Rafa Benítez y todo su equipo, pero queda claro que el factor psicológico y motivacional fueron determinantes.

 

Tomando como punto de partida el ejemplo anterior, os describo una serie de llaves que considero fundamentales para poder preparar mentalmente y de forma óptima aquellos partidos donde la presión, los nervios, el miedo a fallar… son elementos que van a estar muy presentes y que van a condicionar el rendimiento del equipo y los jugadores. Estas llaves son las siguientes:

  • Discurso durante la semana:

– Busca qué motivos “encienden” a los jugadores (siempre orientados a lo positivo) y convénceles de que son capaces de ganar. A continuación, marca objetivos claros para el partido que dependan de uno mismo y refuérzalos; ganar es el premio pero nunca puede ser el objetivo.

El esfuerzo, el compromiso y el trabajo en equipo deben ser valores innegociables.

  • Planificación del entrenamiento:

– Transmite 4 o 5 conceptos sencillos que todo el mundo tenga claros y adapta las reglas de las tareas hacia conseguir el éxito para generar así confianza, pero con mucha transición y cambio de rol para mantener la concentración alta.

– Introduce variables como la presión por el resultado, el factor arbitral y/o marcadores en contra o a favor para manejar el estrés o frustración que todo esto puede conllevar. Puedes pactar algún castigo o premio, según si consiguen o no los objetivos.

Las dinámicas grupales favorecen la cohesión y la comunicación. Utilízalas antes de empezar.

  • Preparación de partido:

– Dar a conocer puntos fuertes y débiles del rival tanto a nivel colectivo como a nivel individual para que los jugadores se preparen y puedan enfrentar lo que se van a encontrar.

– Tener entrenado un plan B.

  • Capitanes:

Aumentar esa semana la responsabilidad de los capitanes hará que noten tu confianza y te ayuden a gestionar y motivar a tu equipo desde dentro.

  • Sentirse fuerte:

Es un partido para que el jugador y el equipo perciba que ha trabajado duro durante la semana y se sienta fuerte. Para ello, se puede introducir alguna cuña física analítica durante la semana y el último o penúltimo día de entrenamiento hacer algo de tren superior en el gimnasio (más que el efecto físico, el objetivo es sobre todo mental).

  • Vídeos motivacionales:

Te aconsejo llevar alguno preparado pero sólo ponerlo como recurso si observas que el nivel de activación del equipo no es el adecuado. Si ya están bastante activados y motivados poner un video de este tipo los puede sobreexcitar.

  • Durante el partido:

 

– Anima a todo el equipo a estar presente ese día, deben ser una piña.

– Controla la comunicación no verbal (tono, gestos, expresiones) para transmitir calma, confianza y a la vez poder introducir intensidad cuando corresponda.

– En la charla, cada entrenador tiene sus formas, pero considero importante que haya una parte donde recordar el plan de partido y otra motivacional en la cual rebajes el nivel de presión, refuerces el discurso y el trabajo de la semana y prepares a los jugadores ante posibles adversidades.

Está claro que el éxito en el fútbol depende de muchos factores, pero nuestra misión debe ser la de reducir al máximo ese margen. Para ello, es fundamental controlar el componente mental y ¡tú puedes hacerlo poniendo en práctica todas estas llaves!

Etiquetas: , , , , ,